El luchador de sumo mongol Harumafuji, considerado uno de los mejores combatientes de este deporte de aura sagrada, está siendo investigado por agredir con una botella a otro luchador y fracturarle el cráneo, un suceso que ha escandalizado a Japón.

Harumafuji, quien ostenta el rango de “yokozuna” (gran campeón), se ha retirado de la competición mientras se esclarece el incidente, según anunció hoy la Asociación Japonesa de Sumo. El combatiente habría agredido al también luchador mongol Takanoiwa con una botella de cerveza en un establecimiento de Tottori (este) tras mantener una discusión con él el mes pasado, según recogen los medios nacionales. El golpe causó una contusión y una fractura craneal a Takanoiwa, quien tuvo que ser hospitalizado durante cuatro días.

Harumafuji ha pedido disculpas por “causar problemas” a sus compañeros y a la Asociación Japonesa de Sumo, aunque no admitió ni desmintió haber agredido a Takanoiwa, en declaraciones recogidas por la agencia nipona Kyodo.