El Team Sky de Chris Froome se encuentra en tierras australianas por el Tour Down Under que comenzará el próximo 16 de enero. El conjunto inglés protagonizó una de las imágenes del día al ver interrumpido su entreno por las calles de Adelaide debido a que la policía les paró para darles una breve lección.

El motivo fue que los ciclistas camparon a sus anchas por la ciudad sin reparar atención en ninguna señal de tráfico. Se saltaron semáforos en rojo, sortearon viandantes en los pasos de cebra y giraron en calles donde estaba prohibido. El incidente fue captado por un ciclista aficionado que se sumó al grupo.

“Son las 8 de la mañana, hay mucha gente en la calle y habéis pasado en rojo varios semáforos con peatones aun cruzando; hacemos leyes para protegeros, pero vosotros mismos os ponéis en peligro. ¿Alguno de vosotros era consciente de que no se puede saltar un semáforo en rojo, incluso yendo en bicicleta?”, recriminaron los agentes.