El Wanda Metropolitano continúa incorporando elementos que recuerdan los valores y la historia del Atlético de Madrid, y en este proceso, aprovechando la disputa del primer derbi madrileño de la historia del nuevo estadio, estrenan frente a la fachada una estatua del Oso y el Madroño.

Símbolo de la Villa de Madrid, su presencia en el escudo rojiblanco convierte en especial su vinculación con el Atlético de Madrid, que quiere refrendar su relación con la ciudad a través de esta escultura.

Desde este mismo viernes 17 de noviembre, todos los aficionados rojiblancos y todos los madrileños podrán fotografiarse con ella.

251 views