Sucedió en el partido de Tercera División que enfrentaba al Rayo B con Los Yébenes San Bruno.

El equipo vallecano marcó un gol cuando un jugador visitante estaba en el suelo doliéndose de una lesión y su entrenador decidió que sus jugadores se dejaron marcar un gol en un hermoso gesto de deportividad.

6130 views

El filial rayista marcó el 1-0 a los 13 minutos de partido  mientras Maya, el jugador del equipo de la barriada madrileña de Aluche,  se retorcía de dolor en el suelo.

Luis Cembranos, técnico del Rayo B, ordenó a sus jugadores que se quedaran parados para que Los Yébenes lograran el gol del empate.

El partido del Grupo VII de la Tercera División madrileña terminó con 4-1 para el filial vallecano, que se coloca como líder.