El Gran Premio de México dejó una de las imágenes llamativas de la jornada. La afición desplazada al circuito homenajeó a las víctimas de los terremotos en en el país. En la vuelta 19 y como símbolo de unión, levantaron el puño en alto “para recordar que unidos somos más fuertes”.

México sufrió un terremoto de 7,1 grados, hace tan solo un mes, que afectó a la capital mexicana dejando un balance final de 369 muertos en todo el país; en Ciudad de México fallecieron, en total, 228 personas.