Miles de personas, seguidores y representantes políticos y del mundo del fútbol dieron su último adiós en Florencia (centro) al capitán del Fiorentina, Davide Astori, fallecido el pasado domingo a causa de un paro cardiaco.

El funeral tuvo lugar en la céntrica basílica de la Santa Cruz, a cuyas puertas se congregó una multitud para despedir al capital y que desplegó numerosas pancartas, como la que decía “gracias por todo aquello que nos has dado”, según pudo verse por televisión.

Los miles de seguidores y “tifosi” acudieron a las puertas del templo con bufandas moradas o “viola”, el icónico color del conjunto florentino, y con banderas del club, y recibieron al féretro con un emotivo aplauso.

181 views